IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

29 noviembre 2014

BIRMANIA 2014: Monasterios y monjes budistas









En Birmania la escuela de budismo dominante, es la del budismo therevada, considerada como la más ortodoxa. El término viene a significar "la doctrina antigua". Hay pequeñas proporciones de población que practican el cristianismo e islamismo y, en determinadas etnias, variantes de animismo.
Andando por las calles y no digamos visitando sus templos (pagodas, estupas) y monasterios es un país que se respira religiosidad.
Esta crónica está dedicada a monasterios y monjes budistas. Visitamos unos cuantos a lo largo de los veintitantos días del viajes y con relación a los monjes, es que forman parte del paisaje urbano. Se ven continuamente, especialmente a primeras horas de la mañana, cuando practican sus ritos de recepción de limosnas.
Los monjes budistas sólo se alimentan entre las 5 y las 12 de la mañana, no ingiriendo ningún otro alimento hasta el día siguiente, son célibes y poseen muy pocas pertenencias. Al amanecer salen de los monasterios formando largas filas que recorren las zonas urbanas con un cuenco característico en las manos pidiendo limosna, especialmente comida. Ellos no cocinan y este rito, al parecer, es a su vez, una forma que tienen de ofrecer a los budistas laicos el que puedan hacer el bien.
Según nos comentaron, los budistas que practican esta variante de su religión deben de ejercer, al menos una vez en la vida, durante una semana de monjes. Eso podría explicar la gran cantidad de ellos que se ven por todas partes, muchos de ellos niños y adolescentes.
Los monasterios no tienen una gran semejanza con el modelo cristiano occidental que tenemos en Europa. Son como más abiertos, como una serie de edificios integrados en la trama urbana, con grandes espacios interiores para la meditación y estudio, al lado de dormitorio y comedor comunales, con algún rincón a modo de despensa.
Las fotos del reportaje están obtenidas en los siguientes monasterios birmanos:
  • Monasterio en las cercanías de Kalaw, en la ruta entre Taungoo y Pindaya. Pudimos ver a los monjes-niño haciendo trabajos de solado en una galería de la zona de templo.
  • Monasterio Shueyanpyay, en Taunggy, cerca del lago Inle. Todo en madera de teca, con un interior muy bellos y luminoso por sus ventanas ovaladas con vidrieras.
  • Monasterio Shwein Bin, también cerca del lago Inle. Igualmente de teca y ofrece una gran sensación de paz en su interior. Es famoso por sus elaboradas tallas de madera, en esquinas, puertas, etc.
  • Monasterio Mahagandayon. Está en Amarapura, cerca del puente U-Bein. Es una visita obligada aunque quizá ya algo demasiado "turistizada". Lo recomendable es visitarlo hacia las 10.30 horas para poder observar la procesión de los monjes dirigiéndose al comedor comunal para su colación diaria. Todos los días hay multitud de voluntarios que han ayudado con la preparación de la comida (enormes ollas de arroz hervido) y otras viandas, sobre todo fruta, que ofrecen a los monjes formados en dos largas y silenciosas filas de entrada al comedor. Impresiona pues el monasterio cuenta con más de 1200 monjes.
  • Monasterio de Bagaya.Localizado en Inwa, cerca de Mandalay. También, por supuesto de madera de teca y mucho más antiguo que los anteriores. Las tallas de madera y su ambiente interior son muy destacables.
Acceso al resto del reportaje fotográfico.



No hay comentarios: