IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

16 noviembre 2014

PICUDO ROJO: Asesino de palmeras



La desembocadura del Palancia, entre la playa de Canet d´En Berenguer y el Puerto de Sagunto, es uno de mis habituales paseos desde que frecuento, en los últimos años, la zona.
Es una franja de tierra, de apenas un kilómetro corto, que conecta los dos núcleos urbanos, que algo elevada sobre la orilla permite contemplar el mar en todo su esplendor.
Muchas veces al recorrerla me he entretenido pensando como sería esa zona cuando, hace más de 2200 años, el personaje de Vicente Blasco Ibáñez, en su novela Sonnica la Cortesana, el mercenario griego Acteón, desembarco allí mismo, camino de Sagunto, en vísperas de que la ciudad fuera arrasada por Aníbal.
Seguro que no había tanto ladrillo como ahora (en aquella época serían adobes) y tampoco estarían las 6 palmeras que me gustaba contemplar, enhiestas cerca del mar y surgidas, supongo, en plan silvestre hace unos años.
Pues nada, se acabaron las palmeras. Ayer sábado de las 6 palmeras sólo queda una viva, seguro que con fecha marcada en su final. La foto habla por sí sola.
Lo provoca el picudo rojo, un gorgojo de gran tamaño que apareció en España hace 20 años, proveniente de Egipto.
En su ciclo vital, en la fase de larva, devora literalmente la corona de las palmeras, provocando su colapso. Se ha ido extendiendo desde Almuñécar, Almería, por toda la costa mediterránea, destruyendo miles y miles de palmeras.

1 comentario:

Pablo Esparza dijo...

Si Luis un escándalo, y eso que aún no se sabe que se está extendiendo por otras especies, washingtonia, agaves, dragos.... Y ojo que ahora llega el Tomicus, puedes leer en mi blog, que nos va a dejar sin pinos.