IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

05 diciembre 2006

CAMINO DE SANTIAGO 2002, 2005 y 2006: De Somport a Burgos

Mi tercer tramo del Camino. El 2002 hice el tramo conocido como el Camino aragonés. Muy buena experiencia y no solamente por ser la primera vez. A primeros de junio. Empecé nevando en Somport y Canfranc (norte de Jaca) y acabé con un calor achicharrante en Puente la Reina (Navarra). Unos 160 km en 8 días. Esta primera experiencia hizo que me enamorara del Camino, como de ese primer amor, o el más intenso, que desaparecido o apareciendo nunca se podrá comparar con otro. Pagué la inexperiencia o novatada. No respeté la traza actual del Camino por hacer turismo. Resultado, más perdido por los montes de San Juan de la Peña que un pulpo en un garaje. Tremendo cansancio. No contento con la lección, otro cambio de ruta (por el trazado medieval) que permitía (dando un pecador e ignominioso "salto" de autobús) pasar por el monasterio de Leyre y sentir la paz que lo caracteriza. Resultado: asfalto "al rojo vivo" entre Javier y Sangüesa de los que se te quedan las plantas de los pies calientes y doloridas para tres días. Menos mal que otras experiencias más agradables, de las que el Camino es fuente inagotable compensaron sobradamente semejantes penurias.

En 2005 pinché estrepitosamente. un fracaso del que también se aprende. A primeros de octubre. La idea era hacer de Pamplona a Logroño o Nájera y me quedé en la 2ª etapa. Fui mal preparado y con dolor de talones. El Alto del Perdón entre Pamplona y Puente la Reina, el primer día y un resbalón al salir del albergue de Estella me dejaron para coger un autobús, camino de casa. No llegó a 50 km en 2 etapas. Lo significativo del tema fue que, una vez en el autobús de regreso, pasado Logroño camino de Zaragoza, dejó de dolerme el pié. Tremendo error. No hay que arrojar la toalla tan pronto. Una vez allí hay que aguantar que los dolores pasarán y, luego, cumplida la meta, siempre compensa.

El 2006 ha sido diferente. Mucha caminata y gimnasio todo el verano. Primera quincena de octubre y como objetivo (cumplido esta vez) el tramo Estella-Burgos. 165 km en 7 días. Se acaba con Navarra, se cruza toda La Rioja y se inicia la interminable Castilla-León. Trazado suave, salvo los montes de Oca, llegando a Atapuerca y Burgos y, para amenizar más, unos pueblos monumentales (Viana, Nájera, Santo Domingo de la Calzada, etc.) y muchos kilómetros entre viñedos con las uvas ya maduras. A continuación comento una selección de fotos que intentan reflejar algunos aspectos del camino recorrido. La primera foto estoy descansando cerca de Azofra, entre Nájera y Santo Domingo de la Calzada.

LA CREDENCIAL: Ya voy por la segunda y en el próximo recorrido seguro que necesito una tercera. La verdad que es curioso esto de ir coleccionando sellos de los albergues, iglesias, ayuntamientos, etc. Luego al cabo de un tiempo, cuando los repasas, te traen a la memoria momentos concretos con ellos relacionados.

IGLESIA DE TORRES DEL RÍO (NAVARRA): No es muy grande y está escondida en medio del pueblo. Pero no se puede pasar sin dedicarle un rato de atención. Una de las joyas de arquitectura templaria que te encuentras en el Camino. La cúpula tiene unas nervaduras entrecruzadas muy bellas. Es de esos sitios en que te da por pensar en los miles y miles de personas que han pasado, a lo largo de los siglos, antes que tú por allí y se toma conciencia de lo efímeros que somos.
FACHADA DEL CEMENTERIO DE NAVARRETE (RIOJA): La entrada principal de este cementerio aprovecha una magnífica puerta gótica de un hospital de peregrinos medieval, derruido, que estaba cerca, conocido como San Juan de Acre. Al lado, en la pared, se dispuso este sencillo monumento a la memoria de una peregrina belga, Alice de Graemer que, viajando en bicicleta, tuvo la mala fortuna de ser arrollada por un camión en este sitio en 1986.
´
LA ENTRADA A ATAPUERCA (BURGOS): En ese momento de la foto llevaba ya 30 km en los pies y aún quedaban casi 2 más para el pueblo. Fue la etapa más larga en esta ocasión. De Belorado a Atapuerca pasando por San Juan de Ortega. Se atraviesan los Montes de Oca con unos muy buenos desniveles a superar en un robledal inmenso. El descanso de la tarde en Atapuerca se sale de lo común. Nada de visitar iglesias para pasar el rato. Aquí toca sumergirse en los orígenes del género humano. Una magnífica exposición y la visita a los yacimientos de nuestros antepasados hace que el dolor de pies, etc., pase sin enterarte.
UN ATAJO EN EL CAMINO:
Un rastrojo a la altura de Castildelgado, entre Santo Domingo de la Calzada y Belorado. El caminante aprovecha cualquier oportunidad de ahorrarse unos metros de recorrido, unos pasos menos que dar. El camino es siempre largo. Pasada la siega se crea en este campo una "ruta alternativa" que permite ahorrar un buen tramo por el recodo de la carretera. La elección no era dudosa, aunque luego había que saltar unas zanjas de drenaje algo complicadas.
TRAVESÍA DE LOS ARCOS (NAVARRA) Una típica travesía de pueblo en la zona de Aragón o Navarra. Ésta en concreto está muy cuidada. Es una calle larga, con todas las casas antiguas. Tres peregrinos franceses que venían por delante de mi desde Estella. Llevan el equipamiento típico de los peregrinos actuales. El juego de bastones cada vez se impone más en el Camino. La verdad es que descansan las articulaciones de rodillas y tobillos. Yo tengo una pareja de una marca austríaca muy buena (no pesan nada) pero al Camino prefiero llevar uno. Así estás más libre de manos para consultar la guía, las fotos, etc.

LLEGANDO A SANTO DOMINGO DE LA CALZADA

Una etapa muy agradable desde Nájera. Al final de la cuesta se aprecia un enorme rebaño de ovejas. Un rato de charla con el pastor (ya van quedando pocos) era obligado para que, en el recuerdo, siempre quede ese factor humano, de comunicación con otra persona, hasta ese momento extraña y que, con sus comentarios te hace apreciar que se acierta parando a hablar un poco.

Termino aquí. Si alguien tiene la paciencia de leer todo lo anterior, muchas gracias. El año que viene haré el tramo Burgos-León. Etapas muy largas y solitarias dicen. Cuando lo haga seguro que pienso que ha valido la pena, como en este año.