IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

26 junio 2013

FORMACIÓN EN ALTERNANCIA, DUAL, EL CONTRATO PARA LA FORMACIÓN: El valor creciente de los certificados de profesionalidad



La formación en alternancia aparece definida, refiriéndonos a la normativa reciente que emana de la Ley 5/2002, de las Cualificaciones y la Formación Profesional, en el RD 395/2007, regulador del subsistema de formación profesional para el empleo, concretamente en el artículo 26 de la sección 4ª, dedicada a ella:
La formación en alternancia es aquella que tiene por objeto contribuir a la adquisición de las competencias profesionales de la ocupación mediante un proceso mixto, de empleo y formación, que permite al trabajador compatibilizar el aprendizaje formal con la práctica profesional en el puesto de trabajo.
El artículo 4 del mismo RD la considera una de las cuatro iniciativas de formación, junto con la formación de demanda, la formación de oferta y las acciones de apoyo y acompañamiento a la formación.
Igualmente este artículo expresa que dicha formación incluye las acciones formativas de los contratos para la formación y los programas públicos de empleo-formación.
En relación a los contenidos formativos los artículos 27 y 28 ya los vinculaban a la oferta formativa de las unidades de competencia de los certificados de profesionalidad de la ocupación relacionada con el oficio o puesto de trabajo previsto en el contrato laboral.
Pero se contemplaba igualmente que de no existir certificado de profesionalidad, la formación teórica estará constituida por los contenidos mínimos orientativos establecidos en el fichero de especialidades formativas para las ocupaciones o especialidades relativas al oficio o puesto de trabajo contemplados en el contrato laboral, y, en su defecto, por los contenidos formativos determinados por las empresas o para el proyecto de empleo-formación, con la aprobación del SEPE.
Se puede ver que el compromiso, la implicación en aquel momento con los certificados de profesionalidad (CdP) y el Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales (SNQP) existía pero no era para echar cohetes.
El RD 34/2008, que regula los CdP en su artículo 11 avanza algo más en la convergencia de esta iniciativa formativa hacia el SNQP al expresar que en los programas de formación en alternancia con el empleo, los contenidos de la formación serán los correspondientes a los módulos formativos asociados a las unidades de competencia de los certificados de profesionalidad cuando se corresponda con la ocupación relacionada con el oficio o puesto de trabajo previsto en el contrato laboral. No obstante, deja un flanco abierto a que pueda haber oferta/contenidos no certificables.
El panorama ha cambiado sustancialmente con el RD 1529/2012, que desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje, así como las bases para la formación profesional dual.
El contrato para la formación  y el aprendizaje, establecido por RD 10/2011, de medidas urgentes para la promoción del empleo de los jóvenes, el fomento de la estabilidad en el empleo y el mantenimiento del programa de recualificación profesional de las personas que agoten su prestación por desempleo, establece claramente su vinculación con el SNQP al expresar en el artículo 15 del RD 1529/2012 que la actividad formativa inherente al contrato para la formación y el aprendizaje, que tiene como objetivo la cualificación profesional de las personas trabajadoras en un régimen de alternancia con la actividad laboral retribuida en una empresa, será la necesaria para la obtención de un título de formación profesional de grado medio o superior o de un certificado de profesionalidad o, en su caso, certificación académica o acreditación parcial acumulable.
Asimismo este RD establece la vinculación de este tipo de contratos con el modelo de formación dual que se pretende desarrollar en nuestro país, como se puede ver en la definición  que aporta de formación profesional dual en su artículo 2:

1. A los efectos del presente real decreto, se entenderá por formación profesional dual el conjunto de las acciones e iniciativas formativas, mixtas de empleo y formación, que tienen por objeto la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia de actividad laboral en una empresa con la actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo.
2. Tendrá la consideración de formación profesional dual la actividad formativa inherente a los contratos para la formación y el aprendizaje regulada en el capítulo II del título II.
3. Asimismo, tendrán consideración de formación profesional dual los proyectos desarrollados en el ámbito del sistema educativo regulados en el título III.
Se puede ver que la normativa avanza en el sentido de que la oferta formativa inherente a la formación profesional para el empleo se encuentre cada día más vinculada a los CdP, es decir, sea certificable y permita que los trabajadores que cursen dichas enseñanzas puedan adquirir cualificaciones homologables (incluso con Europa a través del futuro Marco Europeo de Cualificaciones), sin olvidar el periodo transitorio de necesaria flexibilidad en los contratos formativos actualmente vigentes, tal como establece la Disposición Transitoria 2ª.




25 junio 2013

DE PUERTOMINGALVO A SAN JOAN DE PENYAGOLOSA




Un fin de semana estupendo, con dos noches en Puertomingalvo (Teruel), resumido en:
  • Tremenda lluvia, con granizo incorporado, en el viaje de ida.
  • Un bonito pueblo muy apto para pasearlo, tanto de día como de noche, contemplando sus casas de piedra, el castillo, etc.
  • Unos estancia en los apartamentos Benages-Chiva, lo suficientemente cómoda, barata y potenciadora de la camaradería del grupo, igualmente facilitada, por los manjares que se aportaron para las pantagruélicas cenas, en nada semejantes a las socorridas "cenas de sobaquillo".
  • Una ruta el sábado de 22 km entre Puertomingalvo y San Joan de Penyagolosa, por el camino histórico desde esa localidad al santuario. Resultó bastante dura, todo montaña, especialmente porque el regreso, después de comer en el área de descanso porticada de San Joan, fue a un ritmo forzado en tanto que una amenazadora nube tormentosa no demostró en su itinerario que no ofrecía peligro.
  • Penyagolosa, que no dió tiempo a subirla, y San Joan, pese a su estado algo cochambroso, tienen como un algo mítico / "un no se qué" que lo convierten en una referencia de senderistas y "montambikeros" de la Comunidad Valenciana.
  • La cena del sábado, aparte de celebraciones por onomásticas y cumpleaños, contó con un momento especial. La "autoimposición" de chapas identificativas del grupo, por los comensales, a excepción de Paco Carrera, ignorante del acto. Había que ver la cara estupefacta que se le puso cuando al grito de "¡a la chapa!" todos nos levantamos de golpe, como resortes, a ponernos las chapas que llevábamos en el bolsillo. Mosqueado por ver que él no tenía chapa, se tranquilizó inmediatamente cuando, la autora de la idea, le puso la suya. Ha quedado muy maja y, a partir de ahora, nos distinguirá, cuando pateando senderos seamos observados por quienes no han tenido, hasta ahora, la suerte de pertenecer a este grupo.
Como siempre termino con los enlaces de la crónica de Paco Carrera y mi reportaje fotográfico.

11 junio 2013

LA EVALUACIÓN EN LOS CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD


El artículo 14 del RD 34/2008, regulador de los certificados de profesionalidad, ha quedado variado sustancialmente por el RD 189/2013, que modifica el RD 34/2008, con una nueva y mucho más completa redacción a tener especialmente en cuenta. Dicho artículo queda ahora configurado en los siguientes términos:
«Artículo 14. Evaluación de la formación.
1. Los formadores que impartan las acciones formativas llevarán a cabo una evaluación continua del alumnado, que será realizada por módulos y, en su caso, por unidades formativas, con objeto de comprobar los resultados de aprendizaje y, en consecuencia, la adquisición de las competencias profesionales.
2. La evaluación se desarrollará de manera sistemática, ajustándose a una planificación previa en la que constarán, al menos, para cada módulo y, en su caso, unidad formativa, una estimación de la fechas previstas para la evaluación, los espacios en los que ésta se llevará a cabo, los instrumentos de evaluación que serán utilizados y la duración que conlleva su aplicación.
3. Los resultados de aprendizaje a comprobar en los módulos formativos estarán referidos tanto a los conocimientos como a las destrezas prácticas y habilidades recogidas en las capacidades y criterios de evaluación de los mismos, de manera que, en su conjunto, permitan demostrar la adquisición de las competencias profesionales, en concordancia con los descriptores establecidos en la Recomendación 2008/C 111/10 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2008, relativa a la creación del Marco Europeo de Cualificaciones para el aprendizaje permanente.
Para obtener la acreditación de las unidades de competencia, será necesario superar con evaluación positiva, en términos de apto, los módulos formativos asociados a cada una de ellas.
4 Los métodos e instrumentos de evaluación se adecuarán a la naturaleza de los distintos tipos de resultados a comprobar y se acompañarán de los correspondientes soportes para su corrección y puntuación, de manera que se garantice la objetividad, fiabilidad y validez de la evaluación.
5. Los formadores reflejarán documentalmente los resultados obtenidos por los alumnos en la evaluación de cada uno de los módulos formativos y, en su caso, unidades formativas del certificado, en la que se incluirá el desempeño de cada alumno en los distintos instrumentos de evaluación aplicados, con las correcciones y puntuaciones obtenidas en los mismos.
6. Los formadores elaborarán un acta de evaluación en la que quedará constancia de los resultados obtenidos por los alumnos. El acta, que estará firmada por el formador y por la persona responsable del centro o entidad en la que la acción formativa se haya impartido, incluirá la identificación de los alumnos con nombre, apellidos, DNI y resultados en cada uno de los módulos, o en su caso unidades formativas, en términos de “apto” o “no apto”.
7. En la modalidad de teleformación, además de lo establecido anteriormente con carácter general a todas las modalidades, la evaluación de los módulos formativos será realizada por los tutores-formadores mediante un seguimiento del proceso de aprendizaje y una prueba de evaluación final de carácter presencial. El seguimiento del proceso de aprendizaje incluirá el análisis de las actividades y trabajos presentados en la plataforma virtual y realizados a lo largo de la acción formativa así como la participación en las herramientas de comunicación que se establezcan. Los criterios de evaluación establecidos de forma cuantificada de cada una de las actividades que intervienen en el proceso de aprendizaje se aplicarán según lo definido en el proyecto formativo.
8. El seguimiento y evaluación de los alumnos en el módulo de formación práctica en centros de trabajo, será realizado conjuntamente por los tutores designados por el centro de formación y por la empresa.
Los alumnos que superen este módulo recibirán una certificación firmada por ambos tutores y el responsable de la empresa, que será necesario aportar a efectos de solicitar el correspondiente certificado de profesionalidad.
9. El centro que imparta acciones formativas correspondientes a certificados de profesionalidad deberá disponer de los siguientes documentos:
a) Planificación de la evaluación, según se indica en el apartado 2.
b) Los instrumentos de evaluación utilizados, con los correspondientes soportes para su corrección y puntuación, según se indica en el apartado 4.
c) La documentación que recoja los resultados obtenidos por los alumnos, según se indica en el apartado 5.
d) Las actas de evaluación, según se indica en el apartado 6.
10. El centro que imparta acciones formativas correspondientes a certificados de profesionalidad deberá entregar, en un plazo no superior a tres meses desde la finalización, las actas de evaluación firmadas y los documentos donde se reflejen los resultados de la misma, a la Administración competente responsable de expedir el certificado de profesionalidad, que será responsable de su custodia.
Esta documentación servirá de base a los órganos competentes de las Comunidades Autónomas, o al Servicio Público de Empleo Estatal, para expedir las pertinentes certificaciones de los módulos formativos superados con las que las personas interesadas podrán solicitar la expedición del certificado de profesionalidad o acreditación parcial acumulable que corresponda, de acuerdo con lo que se establece en el artículo 16.»

Recomiendo a formadores, gestores y entidades varias proveedoras de formación una atenta lectura y un riguroso cumplimiento de este nuevo artículo. De todos estos agentes depende, junto con un correcto control de las Administraciones competentes, que el reconocimiento, prestigio, puesta en valor, etc., de los CdP se consiga, constituyéndose en el mecanismo de acreditación de la competencia (cualificación) que el mercado laboral necesita.

09 junio 2013

DOMEÑO: Una cascada, poco sendero, algo de pista y mucho gazpacho, llevado por Pepo.




En este grupo de senderismo, el Corriendosendas de Paco Carrera, nos sabemos cuidar, cada día más.
Cuidamos el trato, cuidamos la camaradería, el medio ambiente, la amistad, las celebraciones por los motivos más o menos justificados pues, pensamos, sobran los motivos, lo importante es la celebración y el compartir.
Este sábado pasado nos hemos superado a nosotros mismos. Se trataba de celebrar la incorporación de un nuevo miembro del grupo, como debe de ser. Por todo lo alto y sin romper con nuestras esencias senderistas.
Para ir preparando el encuentro, previsto para el medio día, recorrimos, con el objetivo del almuerzo, la bonita pista a orillas del Túria, entre la cascada de Domeño y la Puente Alta.
Nos fuimos luego al área recreativa de Los Cerraos, punto adecuado para la "rentrée" de nuestro nuevo amigo.
Pepo, ese nuevo amigo del alma, oportunamente aleccionado por su dueña, trasportaba esos manjares paradisíacos para cualquier senderista después de 4-5 horas andando en día caluroso: cervecitas frescas y aperitivos varios.
No paraba ahí la cosa. De sus amplias alforjas surgió, a falta de cocer la torta, ¡¡¡ un gazpacho manchego !!!, cuya visión y remate de la preparación puso a todo el grupo a emular al perro de Pavlov, sin necesidad de campana alguna.
Lo a gusto que estábamos todos, la exquisitez del gazpacho, los postres, el Pepo y su chófer, las bromas, un vino de cosechero estupendo, el compartir, la cocinera que si no existiera habría que inventarla, las risas, el buen rollo, etc., no pudo ser mejor, incluido un breve lapso fundamentalista en que reflexionamos sobre que no podía ser bueno tanto gozo y que, quizás, deberíamos volver sólo a la senda polvorienta, el barranco pedregoso, el repecho asfixiante y el parco almuerzo digno de un monje tibetano. Nada, nada. La disonancia nos duró escasos cinco minutos, aquellos que tardamos en razonar lo compatibles que son nuestros distintos momentos a lo largo de la mañana de un sábado, incluido el "momento gazpacho".
Como siempre, mucha más información en la crónica de Paco Carrera. A las fotos que realicé se accede a través del siguiente enlace: reportaje fotográfico.

06 junio 2013

VALLADA: Por el Sumidor y el Castillo


Empinado trecho nada más salir de Vallada en dirección al Sumidor. Luego, todavía más desnivel para acceder a las ruinas de su castillo, pasando por la falda trasera del impresionante Peñó, aunque mereció la pena por la magnífica vista que se disfruta desde allí, con el pueblo a tus pies. Todo esto y más cosas están relatadas en la siempre interesante crónica de Paco Carrera.
Se accede a las fotos a través de este enlace al reportaje fotográfico.