IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

07 julio 2010

NUNCA TE FÍES DE UNA PREGUNTA QUE PARECE INOCUA

Lecciones que da la vida.
No consiste en ir las 24 horas del día con todos los radares anti-todo desplegados pero, por si acaso, con jefes, amigos/as con/sin derecho a roce, compañeros cabrones, etc., conviene pensar un poco la respuesta ante preguntas que, en principio parecen de lo más inocentes.
Si no, ver lo que le pasó al pobre conejo de las viñetas siguientes:

06 julio 2010

MADRID 2010. Orgullo gay

Un agradable fin de semana en Madrid. Ha coincidido con la manifestación del Orgullo Gay de este año.
Un interesante evento que no había que perderse. Poco voy a decir que no esté reflejado en las imágenes que acompañan a esta crónica, pero como uno de mis jefes me dijo en una ocasión que a mí "me pierden los adjetivos" que sean también, con estos comentarios, por las frases:
  • La acepción orgullo gay es una mala traducción de su concepto en inglés y mejor sería decir dignidad gay, como algo intrínseco a cualquier ser humano, que no debe avergonzarse ni ser perseguido por su conducta y/u orientación sexual. Además, la palabra gay en inglés también implica, en sus acepciones, alegría, ganas de vivir, etc. Completamente de acuerdo, aunque algunos de este colectivo, por eso de la palabra castellana (orgullo), lo lleven a alardes estéticos algo más que discutibles.
  • En ningún momento, a lo largo de la tarde, desde lo alto de La Cuesta Moyano, donde estaban las carrozas, hasta bien entrada la Gran Vía, por Callao, vi más que buen rollo, alegría, camaradería, tolerancia, humor, etc. He de destacar los espectaculares atuendos o caracterizaciones de la cohorte de ángeles o de "avatares" que se pueden ver en las fotos. Dada mi afición por la Roma clásica también digo que iban otros en plan Petronio, "árbitro de la elegancia", de lo más aparentes.
  • Cómo ha cambiado, bajo mi modesta opinión, para bien, este país en los últimos 30 años. Hemos pasado de aquella España casposa, impregnada de incienso eclesiástico, paleta, etnocéntrica e intolerante con cualquier conducta no bendecida oficialmente a una España abierta, moderna, tolerante, europea, cuasi-laica (todo se andará) que respeta la dignidad de las personas, independientemente de sus preferencias políticas, sexuales, religiosas, culturales, etc.

Termino diciendo que como me eduqué en los 50-60 puedo opinar que respeto profundamente a las personas de buen pensar que les pueden causar conflicto moral algunas de las conductas/opiniones de las que trata este artículo. Como soy producto, para lo bueno y para lo malo, de aquella educación, también he tenido mis conflictos pero he procurado siempre racionalizar los hechos y no perder el tren de la evolución humana. Con los que nunca estaré de acuerdo son con los "roucovaleras" que tanto abundan, lamentablemente, que sus únicos valores son el inmovilismo, la intolerancia y el pretender que los demás asumamos (porque ellos dicen que son los únicos verdaderos) sus códigos de conducta.

02 julio 2010

DICTÁMENES DEL COMITÉ EUROPEO DE LAS REGIONES

El DOUE (Diario Oficial de la Unión Europea) del 01.07.2010 publica una serie de interesantes dictámenes del Comité de las Regiones referidos a diversas comunicaciones de la Comisión:

SINARCAS: Vadeando y vadeando el Regajo

Se acaba la temporada por los calores y menos mal que Paco selecciona rutas acuosas por eso de estar más fresquitos.
Muy bonita y varada la ruta, a las orillas del Regajo, por sitios que, quien tenga curiosidad, puede controlarlos a través de la divertida crónica de Paco Carreras.
Yo, ahora, sólo reseñar:
  1. Los peculiares (por decir algo) sombreros con que se uniformaron las féminas del grupo. de "Champillones andantes", "Chinitas en un arrozal", por ejemplo, fueron algunos de los adjetivos más suaves que expresamos/pensamos los mozos del grupo, sin considerarnos en absoluto unos "Petronios, árbitros de la elegancia".
  2. Las veces que tuvimos que vadear el dichoso río. Con zapatillas de agua, descalzos, con las botas directamente y ya se secarán, etc. Fue divertido.
  3. El picnic, al final del camino, en la ermita de San Marcos. Todo un lujo de mesas, sombra, buena comida y mejor compañía, ausencia de niños gritonamente impertinentes, etc.