30 agosto 2019

JULACA, APEADERO FERROVIARIO Y CEMENTERIO EN LA NADA DEL ALTIPLANO BOLIVIANO



Julaca es una pequeña localidad del departamento de Potosí en Bolivia. Entre 50-60 habitantes, en el altiplano boliviano, a 3.665 metros de altitud sobre el nivel del mar.






Su muy escaso interés queda circunscrito a las desvencijadas instalaciones de un apeadero ferroviario, con trenes de carga que nunca paran, además de un pequeño cementerio, sin ni siquiera tapias, que recuerda las películas del Oeste.






Pero de camino al Salar de Uyuni, si se accede desde el suroeste, desde la frontera chilena con Atacama, queda de paso y es obligado hacer una parada en su cantina, apreciando, después de una buena cerveza, la sensación de soledad y de estar en medio de la nada que caracteriza al paraje.







Si se da la circunstancia de llegar a la caida de la tarde, cerca del crepúsculo, con la típica luz dorada de esas horas, con atmósfera polvorienta y que aparezcan, circulando por la vía que se pierde en la infinita llanura, una vagoneta de mantenimiento con sus obreros y, algo más tarde, en sentido contrario, un mercancías de pausado caminar, la cosa se anima un poco y te prepara para la nada de la nada más absoluta que es el Salar de Uyuni.





20 agosto 2019

COLLONGES-LA-ROUGE, FRANCIA, EL ROJO Y EL NEGRO EN UN PUEBLO DE CUENTO


Collonges-la-Rouge es una localidad de apenas 500 habitantes localizada en el centro de Francia, en la región de Limousin.




Es un pueblo de origen medieval, con referencias desde el s.VIII, que debe su peculiar aspecto y denominación a la piedra de rodeno (roja) utilizada en los paramentos verticales de las casas y a las lajas de pizarra (negras) empleadas en los tejados




Se trata, con todo merecimiento, de uno de los pueblos más bonitos de Francia y así está considerado en uno de esos listados oficiales de "pueblos bonitos" que tanto abundan en el país galo. 







Es un auténtico placer pasear por sus calles con unos edificios repletos de torrecillas, arcadas, patios, ... evocando, con un salto al pasado, un pueblo de los cuentos de los hermanos Grimm.