IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

14 mayo 2012

BUÑOL. Por el Barranco de Carcalín, hospitalidad inesperada


La ruta de este sábado discurría por Buñol. Mucho barranco, parajes muy agrestes de trepar sin bastones y bajar "con culo en tierra", algunos sitios en plan ruta del agua, con pozas que se supone fresquitas, etc.
La ruta, por la Sierra de la Cabrera tuvo como eje principal el Barranco de Carcalín ampliando además con el nacimiento del río Juanes.
Como yo paso de descripciones tipo "giraremos a la izquierda, en el tercer recodo del sendero, antes del ascenso, a la altura de las ruinas de una paridera antigua, que en el muro de poniente tiene una higuera silvestre, ...", voy a resumir las sensaciones importantes.
Tremendo calor que nos pasó factura en los kilómetros finales de la ruta. La distancia, unos 16 km, no era mucha, pero la temperatura, sobre todo en las zonas bajas de los barrancos, nos dejó especialmente preparados para las "claras" y otros refrescos que trasegamos en el bar del Parque San Luis, al llegar a los coches.
Pero lo importante, bueno, entrañable, positivo de la jornada no fue, ni de lejos, eso. Fue la magnífica hospitalidad que recibimos, pasado el barranco, de los dueños de una casa de monte. Lo cuento:
  • Buscábamos un lugar con sombra para almorzar.
  • Nos decidimos por una tapia, a la vera de una casa.
  • Empezamos a aposentarnos y se comenta: "Ahí hay un perro grande como un león". Era Jack, dogo argentino de 3 años.
  • Aparece un amable señor, Vicente, le preguntamos si podíamos sentarnos allí y nos dice que más adelante tendríamos mejor sitio.
  • Se refería a una especie de pérgola de obra, anexa a su casa, con mesa y sillas, sombra, buena brisa, etc. ¡Un lujo para el sufrido grupo senderista!
  • Acto seguido nosotros diciendo que no queríamos molestar y Vicente sacando más sillas y su señora, Balbina, que aparece con una bandeja con botellas de agua fresca y vasos.
  • Almuerzo de 4 estrellas con los anfitriones comentando con nosotros la ruta recorrida, la que faltaba, etc. Jack, muy manso pese a su corpulencia y aspecto, dejándose acariciar y posando para las fotos.
  • Aquello era como una especie de paraíso senderista. Pero no había acabado. Para rozar el éxtasis faltaba ¡Balbina con una cafetera y pastilla de chocolate negro, y Vicente con una botella de whisky!.
  • Vamos, que casi nos llegamos a plantear preguntarles a qué hora tenían la paella, para volver sobre nuestros pasos y aparecer otra vez por allí, como quien  no quiere la cosa.
  • Desde aquí, en nombre del grupo, vuelvo a agradecer a esta amable pareja su amabilidad y simpatía. 
  • Balbina, Vicente, ¡muchas gracias!
Esto es todo. Una mañana muy cansada por el calor y el terreno pero muy agradable por esa hospitalidad inesperada.



08 mayo 2012

JAMONES FORMATIVOS

http://afacieuskadi.files.wordpress.com/2012/05/cursos-gratis-y-cuchillo-jamonero.pdf


Un artículo que pillo en la página de AFACI EUSKADI, Asociación de docentes, que hay que leer, pasar de la estupefacción al cabreo (sólo los mas nuevos; los veteranos en estos asuntos qué nos van a contar) y, luego, reflexionar.

El artículo aporta aspectos un tanto controvertidos y matizables, pero la idea general que subyace es para echarse a llorar, aunque (lo dice el artículo) es legal el dispendio que supone las "gansadas formativas", a mi juicio, que se relatan.

En estos tiempos de recortes (¡perdón, ajustes!) lo menos que podíamos pensar es que en la formación de trabajadores se incorporaba racionalidad y, sobre todo, potencial de empleabilidad en la acción formativa. 

Dudo mucho que se aporte en el caso del enlace siguiente, en un curso *gratuito para todos aquellos empleados que estén interesados*, salvo el jamonero, los cuchillos y el jamón:

http://walueduca.wordpress.com/2012/03/02/curso-de-corte-de-jamon-bonificado/


Ya son más de 10 años de Ley de las Cualificaciones y la FP, pero ni por esas. Sigue habiendo agentes formativos (por llamarles de alguna manera) encastillados en la concepción para ellos gloriosa y muy fructífera que propiciaron aquellos Acuerdos Tripartitos de principios de los 90 que, por inventar, se inventaron hasta un subsistema dentro de la FP, la formación continua, desgajándolo en terminología de entonces, de la reglada y de la ocupacional, irrogándose plena autonomía en contenidos y gestión, así como el disfrute de controles por parte de la Administración que prefiero no adjetivar.
Por cierto, ¿alguien me sabe decir dónde podría hacer un primo mío un curso de Encaje Camarillas? Supongo que por Galicia habrá algo. Está muy pero que muy interesado y tiene perfil de Técnico superior en electrónica de comunicaciones. Está de "nimiliurista" en una hamburguesería y yo, admitiendo que puedo estar equivocado, le he dicho que podría mejorar sustancialmente su perfil laboral. El curso que sea on-line total, por favor, y los bolillos de regalo.
Por supuesto que esta crítica no va dirigida a tantos y tantos empresarios, agentes sociales y profesionales del ámbito de la FP que desarrollan su trabajo de una manera eficiente, digna y útil. Es una pena que siendo los otros muchos menos, empañen el trabajo de los demás.

MOIXENT. Bastida de les Alcusses


Esto de combinar salidas más "camineras/cuesteras", es decir más cañeras, con salidas más "paseadoras/culturales", es decir relajadas está muy bien.
En esta ocasión tocaba darse una vuelta por Moixent y sus parajes (la Toscana valenciana, según Paco) y nos salió una mañana campestre excelente, con picnic para comer y todo. El Maldonado anunciaba lluvia para las 14 horas pero, esta vez, se equivocó. Algo de llovizna desde las 12 que en el picnic, unas vez sacadas las viandas desapareció.
Un buen paseo previo al almuerzo, visita al poblado ibero de la Bastida de les Alcusses, contemplación desde lo alto de hermosas masías residenciales, más tarde trepar hasta la torre mora de Moixent y acabar de picnic (variada y abundantemente surtido, como es de rigor, por las chicas) en el bello paraje de El Bosquet.
Todo está relatado en la crónica de Paco Carrera.


07 mayo 2012

EL CRNFP PATERNA. Una visión general

Aporto enlace a una presentación, en prezi, del Centro de Referencia Nacional de Formación Profesional de Paterna, CRNFP PATERNA, calificado en las áreas profesionales Instalación y Amueblamiento, y Transformación Madera y Corcho de la familia profesional Madera, Mueble y Corcho.

06 mayo 2012

DESAPROVECHAR NUESTRAS MENTES


Un muy interesante artículo de Paul Krugman publicado en El País de hoy.

En España, la tasa de paro entre los trabajadores menores de 25 años supera el 50%. En Irlanda, casi un tercio de los jóvenes está en paro. Aquí, en Estados Unidos, el desempleo juvenil es solo del 16,5%, lo que sigue siendo terrible (aunque podría ser peor).
Y como era de esperar, muchos políticos están haciendo todo lo que pueden por asegurarse de que, de hecho, las cosas empeoren. Hemos oído hablar mucho sobre la guerra contra las mujeres, la cual es bastante real. Pero también hay una guerra contra los jóvenes, la cual es igual de real aunque se disimule mejor. Y está haciendo un daño inmenso, no solo a los jóvenes, sino también al futuro del país.
Empecemos por los consejos que les daba Mitt Romney a los estudiantes universitarios durante una comparecencia pública la semana pasada. Tras denunciar la “actitud divisiva” del presidente Obama, el candidato republicano le decía a su público: “Proponeos algo, id a por ello, corred un riesgo, formaos, pedid dinero prestado a vuestros padres si tenéis que hacerlo, montad una empresa”.
Lo primero que a uno le llama la atención es, por supuesto, el toque Romney: la característica falta de empatía con aquellos que no han nacido en familias acomodadas, que no pueden depender el Banco de Mamá y Papá para financiar sus ambiciones. Pero el resto del comentario es igual de nefasto a su manera.

La reducción de ayudas ha disparado las matrículas de las universidades públicas
Me refiero a ¿“formaos”? ¿Y cómo van a pagarlo? Las matrículas de las universidades públicas se han disparado, en parte por las considerables reducciones de las ayudas estatales. Romney no está proponiendo nada que pueda solucionar eso; sin embargo, es un defensor acérrimo del plan presupuestario de Ryan, que recortaría drásticamente las ayudas federales a los estudiantes, lo que haría que alrededor de un millón de ellos perdiesen sus becas Pell.
Entonces ¿cómo, exactamente, se supone que van a conseguir “formarse” los jóvenes procedentes de familias sin dinero? Allá por marzo, Romney tenía la respuesta: encontrando una universidad “que tenga un precio un poco más bajo y donde se pueda obtener una buena formación”. Buena suerte con ello. Pero supongo que es divisivo señalar que las recomendaciones de Romney son inútiles para los estadounidenses que no nacieron con las mismas ventajas que él.
Sin embargo, hay un problema mayor: aun cuando los estudiantes se las arreglen, de alguna manera, para “formarse”, cosa que a menudo hacen endeudándose hasta las cejas, se licenciarán para entrar en una economía que no parece quererles.

Los ingres
Probablemente hayan oído hablar mucho de que a los trabajadores con titulaciones universitarias les está yendo mejor en esta recesión que a aquellos que solo han terminado la enseñanza secundaria, lo cual es cierto. Pero la historia es mucho menos esperanzadora si uno se fija no en los estadounidenses de mediana edad con titulación, sino en los licenciados recientes. El paro entre estos se ha disparado; también lo ha hecho el trabajo a tiempo parcial, supuestamente un reflejo de la incapacidad de los licenciados para encontrar trabajos a jornada completa. Y, quizás lo más revelador, los ingresos han caído en picado incluso entre los licenciados que trabajan a tiempo completo, lo cual es un indicio de que muchos se han visto obligados a aceptar trabajos en los que no hacen ningún uso de su formación.
Por tanto, los licenciados universitarios están sufriendo las consecuencias de la debilidad de la economía. Y las investigaciones nos dicen que las repercusiones no son pasajeras: los estudiantes que se licencian en una economía en mala situación nunca recuperan el terreno perdido. En vez de eso, sus ingresos se reducen de por vida.
Por consiguiente, lo que más necesitan los jóvenes es un mercado laboral mejor. Las personas como Romney afirman que tienen la receta para la creación de empleo: bajarles los impuestos a las sociedades anónimas y a los ricos, y recortar drásticamente el gasto destinado a los servicios públicos y los pobres. Pero ahora tenemos una gran cantidad de pruebas sobre cómo funcionan realmente estas políticas en una economía deprimida, y está claro que destruyen empleo en vez de crearlo.
Porque cuando uno observa la devastación económica en Europa, debe tener en cuenta que algunos de los países que están experimentando los peores estragos han estado haciendo todo lo que los conservadores estadounidenses dicen que deberíamos hacer en Estados Unidos. Hace no mucho tiempo, los conservadores se deshacían en elogios con las políticas económicas de Irlanda, especialmente con los bajos impuestos de sociedades; la Fundación Heritage le daba una puntuación en “libertad económica” más alta que la de cualquier otro país occidental. Cuando las cosas se torcieron, Irlanda volvió a recibir una infinidad de elogios, esta vez por sus radicales recortes del gasto, que se suponía que inspirarían confianza y conducirían a una recuperación rápida. Y ahora, como he dicho, casi un tercio de los jóvenes de Irlanda no es capaz de encontrar trabajo.
¿Qué deberíamos hacer para ayudar a los jóvenes estadounidenses? Básicamente, lo contrario de lo que quieren Romney y sus amigos. Deberíamos estar ampliando las ayudas al estudio, no reduciéndolas. Y deberíamos dar marcha atrás en las políticas de austeridad que, a efectos prácticos, están constriñendo la economía estadounidense (los recortes estatales y locales sin precedentes que han estado castigando con especial dureza a la enseñanza).
Sí, ese cambio político radical costaría dinero. Pero negarse a gastar ese dinero es insensato y corto de miras incluso desde un punto de vista puramente fiscal. Recuerden: los jóvenes no solo son el futuro de Estados Unidos; también son el futuro de la base tributaria.
Es terrible desaprovechar una mente; pero desaprovechar las mentes de toda una generación lo es todavía más. Dejemos de hacerlo.
Paul Krugman, premio Nobel de Economía 2008, es profesor de la Universidad de Princeton.