IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

29 marzo 2015

LYON: Bella ciudad francesa que recuerda París







Hace falta un fin de semana largo, de viernes a lunes, con tres noches para tener dos días completos dedicados a la visita, pero Lyon merece la pena. No en balde tiene los barrios que más adelante describo considerados Patrimonio de La Humanidad, por la UNESCO, desde 1998.
Tiene de todo: Hermosos y caudalosos ríos llenos de puentes de todos los estilos, barrios antiguos de arquitectura medieval y renacentista, zonas más modernas pero ya clásicas con unos bulevares y edificios estupendos tipo París y su modernismo, museo y zona romana. Todo ello sin necesidad de visitar para nada lo más moderno, los barrios más recientes que se ven en los trayectos al aeropuerto.



Recomiendo encarecidamente alojarse en un apartamento del Lyon Vieux. No todos los días se tiene la experiencia de alojarse uno en un edificio del siglo XV, renacentista, y salvo que se tenga algún impedimento físico que impida transitar por empinadas escaleras de caracol, merece la pena. Aquí dejo el enlace del que hemos utilizado: Le petit Tramassac. Comodidad, tranquilidad, perfectamente equipado, cercanía a todo lo interesante y las explicaciones de Monsieur Vincent, imprescindibles para visitar en condiciones la zona medieval y acertar en la cosa del comer.

La confluencia del Saona con el Ródano se hace junto a dos colinas (la que "reza" y la que "trabaja") y conformando una península. Constituyen las zonas más interesantes a visitar, asumiendo unas buenas caminatas:
  • La Croix-Rousse, "la colina que trabaja". Barrio singular, bastante empinado, muy importante en la pujanza económica de la ciudad en los siglos XIX y XX gracias a albergar grandes talleres de confección de telas de seda.
  • La Presqu´ile. Una alargada península entre los dos ríos. Es el centro actual de Lyon, con grandiosos edificios y bulevares. Alberga la plaza de Bellecour, una de las peatonales más grandes de Europa y armoniosamente espléndida con los edificios que la circundan.
  • Fourvière, "la colina que reza". Lo más antiguo de Lyon, donde pusieron su primer asentamiento los romanos en el año 43 a.C. Es donde se encuentra la zona arqueológica con dos teatros y un muy interesante museo sobre Roma y las Galias. En la cumbre existe una espectacular basílica (Notre Dame de Fourvière) y una torre de telecomunicaciones que le da un aire a la torre Eiffel. Pero lo mejor es el barrio en la zona baja, limítrofe al río, conocido como el Lyon Vieux. Todo el barrio mantiene la trama urbana medieval y renacentista.
Con respecto a este interesante barrio hay que decir que es necesario dotarse de un plano que incluya al detalle los edificios singulares que hay que contemplar, teniendo en cuenta que no sólo se trata de las fachadas sino de los patios interiores y los pasadizos (traboules) que comunican, por el interior unas calles con otras. Es gratuita la visita pero tienen diferentes horarios de apertura y en muchos casos no están abiertos, sino que hay que conocer el código, al lado de la puerta, que controla el acceso. Se trata de una arquitectura renacentista magnífica, en la que destaca, sobre todo, las empinadas escaleras de caracol, más o menos vistas, y las galerías/balcones que facilitan el paso en cada planta.



No puedo terminar sin indicar que Lyon está considerada la cuna de la cocina francesa y la capital mundial de la gastronomía, con el origen de la alta cocina. El famoso cocinero Paul Bocuse es natural de Lyon. Por ello, es aconsejable dedicar al menos una comida en los establecimientos típicos de la cocina lyonesa, los Bouchons. Se encuentran prácticamente todos en el Lyon Vieux. Nos recomendó monsieur Vincent varios de su predilección, todos ellos fuera de la zona más turística del barrio. Comimos de maravilla en Les fines gueules, con un ambiente muy de residentes de la ciudad y un trato muy amable.
Acceso al resto del reportaje fotográfico.

No hay comentarios: