IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

12 octubre 2014

JUBILACIÓN DE RAMÓN ROMERO, DIRECTOR DEL CRNFP DE CARTAGENA


Ramón Romero González ha sido director del CNFPO (Centro Nacional de FP Ocupacional) y actualmente calificado como CRNFP (Centro de Referencia Nacional de FP) de la familia profesional Química, en Cartagena (Murcia) desde 1988, es decir 26 años. Ahí es nada.
A esa friolera de años desempeñando el cargo hay que añadirle, con respecto a su vinculación al centro, los años anteriores que desempeñó los puestos de Administrador y de Jefe de Estudios. Se estrenó en esto de la FP para el Empleo (entonces se llamaba FP Ocupacional) con un dilatado periodo de docente.
Se ha jubilado por edad reglamentaria. Sus compañeros del centro y del Servicio Regional de Empleo le han ofrecido una emotiva comida homenaje de despedida.
Me llamaron desde el centro y me era imposible decir que no a la asistencia a dicha comida.
¿Por qué? Porque Ramón Romero ha sido, en los 40 años que lo conozco, maestro, colega, compañero y amigo.
Maestro al haber sido alumno suyo en un curso ocupacional, concretamente de Ganaderia, en Los Alcázares (Murcia) en 1974. De ahí lo de los 40 años.
Colega por la titulación académica y los avatares comunes en la profesión docente.
Compañero durante tantos años en la gestión de dos CNFPO, ahora CRNFPs, él en Cartagena (Murcia) y yo en Paterna (Valencia).
Amigo, lo más importante, pues el trato profesional, desde muy al principio, derivó en un aprecio mutuo, una estima, una camaradería, que no se ha perdido nunca a lo largo de los años.
Estas cuatros causas antedichas me obligaban a asistir para un último contacto laboral, además de la oportunidad de pasar un rato agradable con la subdirectora de FP Empleo y los directores de los CRNFP de Lorca y Molina de Segura (Ganadería y Conservas Vegetales).
Podría contar aquí un montón de anécdotas, en gran parte laborales, con Ramón Romero. Como la mayoría sólo tendrían interés para los directores de los antiguos CNFPO (ellos aún más antiguos, lo que implica que cada vez somos menos) me las reservo.
Sólo decir, para terminar, que en anécdotas, en reuniones de trabajo con el SEPE, en llamadas telefónicas para comentar aspectos de nuestro trabajo, siempre he encontrado en él profesionalidad a tope y colaboración plena, como no podía ser de otra forma dada su dedicación absoluta al trabajo.


No hay comentarios: