IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

12 octubre 2013

RUTA SEDA 2013: Badaling, la Gran Muralla




De todo el viaje por la Ruta de la Seda en sus tramos chino y tayico siempre me quedará el recuerdo de mi primer contacto (posteriormente hubo otro en Jiayuguan, en su extremo más occidental, que ya relataré) con la Gran Muralla como la GRAN AGUJETA.
No sé en el futuro, pero hasta ahora este grandioso monumento chino ha conseguido que pillara las mayores agujetas de piernas de toda mi vida. Eso si, agujetas con glamour, como decía una compañera del grupo, pues no es lo mismo pillarlas en la Gran Muralla que en el gimnasio de tu barrio, haciendo sentadillas.
Se trata de algo espectacular, grandioso, trabajo de chinos y nunca mejor dicho. La visitamos en la zona de Badaling, a unos 80 km al noroeste de Pekín, donde se encuentra uno de los tramos reconstruidos más turísticos.
Casi todo el grupo optó por recorrer una zona de orografía más suave, en que la muralla iba "cresteando" de forma bastante llana. Los tres chicos del grupo, en plan chulito, y la más intrépida y escaladora de las féminas, optamos por el tramo más empinado. No solamente empinado que muchísima gente cuando baja lo hace de espaldas, agarrados a la barandilla, por el vértígo, sino más largo al ir subiendo, superando baluartes y baluartes, para bajar por otra zona si cabe más empinada. Tanto subimos que nos quedamos solos, libres de las mesnadas de turistas de los tramos iniciales.
Si duro fue el subir con escalones de 35-40 cm., en muchas zonas, faltaba el bajar, machacándote las rodillas y con mucho ojo, pues un traspiés en las zonas de mayor desnivel es para rodar y rodar por los escalones, sin parar, hasta romperte la crisma.
Eso sí, mereció el esfuerzo la pena de todas, todas. Sobre todo en la parte más alta y alejada, oteando el horizonte y sintiéndote un guerrero chino vigilando la llegada de mongoles y manchúes que, por cierto, la atravesaron sin muchos problemas en los siglos XII y XVII respectivamente.
Algunos datos sobre esta construcción, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987:
  • Es una leyenda urbana de lo más extendida que se ve, a simple vista, desde la Luna. De eso nada. Mide, en promedio 6-7 m de alto y 4-5 de ancho, con un color semejante al terreno circundante. Como cualquier otra carretera o camino que no se ven desde un avión comercial a 11000 metros de altura.
  • Mide o mejor dicho medía, unos 8850 km entre Corea y el extremo sur-occidental del Gobi, con diferentes trazados "en paralelo" según las dinastías de emperadores que se fueron sucediendo.
  • Su construcción y mantenimiento operativo se encuentra datado entre el siglo V a.C. y el siglo XVII. 
  • En su máximo apogeo de la dinastía Ming (siglos XIV y XVII) fue custodiada por más de un millón de soldados.
  • Se habla de más de 10 millones de muertos en su construcción, enterrados en las inmediaciones de la base.
Se accede al reportaje fotográfico a través de este enlace.



No hay comentarios: