IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

28 febrero 2010

NUEVA SUBIDA AL ESPADÁN. Como la Edurne o el Calleja; con tele y todo

El año pasado ya hicimos esta misma ruta, una clásica de la Sierra de Espadán.
En esta ocasión la novedad es que gracias a la proyección de Paco Carrera como senderista, mejor decir maestro de senderistas, nos acompañaba un equipo de televisión, de Televiajes.tv, más concretamente del programa SENDERISTAS VALENCIANOS. Tengo que manifestar que han realizado un magnífico reportaje en vídeo de la excursión.
Partimos hacia el Pico Espadán desde la Fuente de la Calzada, en las cercanías de Algimia de Almonacid.
Recorrimos el Barranco de Aguas Negras, con la preceptiva parada del almuerzo en la Fuente de la Parra. La subida se vió amenizada por la contemplación de hermosos ejemplares de alcornoques que todavía persisten, incluso explotándolos, en la sierra.
Libres de mochilas, al quedarse algunos poco trepadores en un claro del bosque a 10 minutos de la cumbre, atacamos la misma para disfrutar de las magníficas vistas que ofrece.
Al volver a reunirnos en el "campamento base" el grupo instó a este cronista mediante estentóreos, pero no por ello faltos de afinación, cánticos de "cumpleaños feliz" a que sacara de la mochila la botella de cava y la caja de bombones que transportaba desde buena mañana. Agradezco al grupo la melodía, la compañía en la celebración así como la liberación de peso de la culona botella. Amigo senderista, un consejo: Si llevas vino al monte, que sea en bota. Si has de llevar botella que no sea de cava. Las puñeteras pesan hasta vacías.
El descenso, bastante pronunciado entre pinos, nos llevó a la Cueva del Estuco donde, pertrechados algunos de prácticas linternas con fijación craneal, suministradas por Pepa, hicimos nuestros pinitos espeleológicos metiéndonos hasta el fondo. Agobia un poco la entrada y salida, con cierta dificultad trepadora, pero merece la pena la "aventura". Dentro es muy amplia y llena de formaciones pétreas muy curiosas.
De regreso a la Fuente de la Calzada aprovechamos una rústica mesa para hacernos un aperitivo a base de jamón y chorizo ibérico, oportunamente regados con un vino espumoso a base de moscatel (el Reymus de Cheste) que entraba de maravilla. Tan bueno y fresquito estaba el espumoso que ningún ortodoxo de los maridajes entre embutidos y vinos osó decir "esta boca es mía". El equipo de televisión alucinando ellos de la mañanita que llevábamos de agasajos alimentarios, amén de los sudores camineros.
Terminamos el "duelo" en un bar de Algimia de Almonacid dando buena cuenta de un menú. Ni los platos ni el servicio fueron para echar cohetes pero, gracias a la camaradería del grupo, seguimos disfrutando de un buen rato.
No puedo terminar sin un recuerdo de los dos esforzados periodistas de Senderistas Valencianos que, en todo momento, nos acompañaron grabando lo más significativo de la excursión. Cargando uno con la cámara y el otro con baterías y demás pertrechos no pararon de hacer su trabajo con profesionalidad y gesto amable. Subir hasta la cumbre y bajar la cueva que nos hicimos ese día, aparte del barranco no resultó nada fácil. Gracias.

No hay comentarios: