IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

07 abril 2009

¿QUIÉN A LOS 15 AÑOS NO DEJÓ SU CUERPO ABRAZAR? MI HOMENAJE A MARI TRINI

Pues yo, por ejemplo. Un gilipollas reprimido más, de aquella mierda de época que nos tocó vivir. Mediados y finales de los 60. Los primeros 70. Seguíamos todavía bajo el régimen de Franco y los quinceañeros no conocíamos otro. Eso, por desgracia, marca. Y si es en la adolescencia y 1ª juventud, peor todavía.
Pasan los años y te das cuenta que aquella dictadura ilegítima y homicida había convertido la España que tenía que haber sido la de nuestros primeros abrazos, nuestros primeros besos, nuestros primeros amores, en una España casposa, retrasada, beaturra y reprimida.
Menos mal que a la iglesia católica y a los jerarcas del régimen ya se le empezaban a escapar de las manos los adoctrinamientos morales y políticos, respectivamente, que intentaban y, quién más quién menos, hacía de su capa un sayo, procurando abrazar, besar, amar, con quién podía, pasando del credo "católico-apostólico-romano" y "antijudeo-masónico" que nos intentaban imbuir en la educación recibida. Como muestra un botón: Don M----, una especie de tutor en el colegio de escolapios de Valencia (Carniceros) en 5º curso de Bachillerato (año 1967) pontificaba con teorías "científicas" como que si nos masturbábamos (hacernos una buena paja, en castellano carpetovetónico) se nos licuaría la médula espinal. (¡¡¡ ¿¿¿ ??? !!!)
Afortunadamente teníamos personas como Mari Trini, con canciones tan maravillosas como la que contiene la frase del título, que nos hacían más llevadera nuestra existencia, permitiéndonos soñar, ilusionarnos y generar un pensamiento divergente con respecto a los doctrinarios de los que he hablado antes.
Este es mi modesto homenaje particular a Mari Trini, cantautora murciana de los años 70 de la que siempre he guardado un muy agradable recuerdo. Hoy han informado de su muerte, a los 61 años, después de larga enfermedad. De un tiempo a esta parte noto que empiezan a desfilar personas que se llevan pedazos de mis sentimientos más antiguos. Supongo que es ley de vida.
Mari Trini: ¡Hasta siempre!

3 comentarios:

María dijo...

Triste, la muerte de Mari Trini, escuché en la radio su fallecimiento, no me lo esperaba, no sabía que estuviera mal, y después lo escuché en las noticias de la tv, me parece muy bello tu homenaje a esta gran cantante, que tuvo su éxito hace años, gracias por recordarla.

Salu2.

Anónimo dijo...

Bonito homenaje, lastima que lo estropees hablando de la dictadura, yo te preguntaria si ahora vives con mas seguridad que antes, si sabes realmente que hacen tus hijos cuando salen, a tus hijos seguro que se lo has puesto tan facil que no saben valorar nada y aunque no me gusta desearle el mal a nadie no me importaria que tu familia fuese victima de eso que vosotros llamais derechos humanos para toda esa gente que llega de Rumania, Marruecos y paises como esos.

Luis López Punto Com dijo...

EStás en tu derecho a opinar, Anónimo, ¿o prefieres qué te llame racista de los cojones? ¿Qué mal te han hecho los marroquíes o rumanos? Mis opinones son sobre aspectos de hace 40 años, afortunadamente ya superados. Lo tuyo es más grave. Es opinión, tuya, de ahora, que los que somos respetuosos con el ser humano en general, incluso contigo que aunque no lo parezcas lo eres, nos esforzamos en soportar, incluso defender que lo puedas decir.