IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

25 noviembre 2015

TURÍN, CAPITAL DEL PIAMONTE.











El viaje estaba planificado con el objetivo principal de estar varios días en el Valle de Aosta pero, antes, teníamos la idea de cruzar Los Alpes por un itinerario aproximado al que utilizó Aníbal, 2200 años antes, y también conocer Turín, una visita imprescindible por las referencias que de la ciudad habíamos recabado.
En absoluto decepciona Turín. Un día completo además de  la gran parte de otro y nos quedamos cortos.
Turín es la capital del Piamonte (pié de monte) y como indica el nombre de la región claramente influenciada por el macizo montañoso de Los Alpes, que la rodean por tres de sus cuatro puntos cardinales.
Dispone de una riquísima historia desde el siglo I en que la fundaron los romanos a través, inicialmente, de un campamento militar. El transcurrir de los siglos la ha ido dotando de una arquitectura singular desde el Medievo, pasando por el Renacimiento, hasta la actualidad, conservando la zona más histórica la trama rectangular, con calles perpendiculares y paralelas a un eje central, típica de los campamentos romanos.
Es una ciudad que, aparte los espectaculares palacios e iglesias barrocas destaca igualmente por sus museos. Hay muchos e interesantes.
Destacan especialmente el Museo de Arte Egipcio, ubicado en un majestuoso palacio barroco del siglo XVII y el Museo del Cine, alojado en la Mole Antoniana, un mazacote del siglo XIX con una elevada y esbelta cúpula.
Es también visita obligada la catedral de Turín, del siglo XV, con una espléndida cúpula y la capilla donde se guarda la Sábana Santa, supuesta mortaja de Jesús de Nazaret, después de su crucifixión. Es objeto de devoción y culto por creyentes de la iglesia católica, aunque estudios científicos solventes no la datan más allá del siglo XIII. No obstante hay que reconocerle el mérito a la pieza y especialmente a quien la creó, pues es objeto de controversia perenne, especialmente con otras teorías que la asocian a Leonardo da Vinci o a Jacques de Molay, último Gran Maestre del Temple, ajusticiado en 1314.
Para terminar comento que Turín se le llama en muchas ocasiones la "cuna de Italia" por la gran cantidad de políticos nacidos en ella que hacia la  mitad del siglo XIX contribuyeron a la unidad de Italia. Igualmente es una ciudad significativa en dicho siglo con los inicios del liberalismo y del socialismo italiano.
Acceso al resto del reportaje fotográfico.



No hay comentarios: