IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

25 octubre 2009

EL PICO ESPADÁN DESDE LA FUENTE DE LA CALZADA

Una buena ruta por la Sierra de Espadán, con subida al pico (espolón) que le da nombre. Salimos desde la Fuente de la Calzada, en el término municipal de Algimia de Almonacid.
Atravesamos el Barranco de Aguas Negras y nos refrescamos en la Fuente de la Parra, antes de hacer la preceptiva parada del obligado almuerzo que nos debía poner las pilas de la energía antes de las últimas trepadas por los "escalones" de rodeno cercanos a la cumbre del Espadán, de 1106 metros.
Ruta algo abrupta en algunos sitios pero fácil en general. Las vistas desde la cumbre son una maravilla, con esa sensación de logro y bienestar que proporciona el ascenso a una montaña, aunque sea un humilde mil cortito.
La novedad de esta salida está humorísticamente relatada en la crónica de Paco Carrera, teniendo como protagonista mi vieja y viajada bota de vino. Llevaba siglos escondida en lo alto de una librería y se me ocurrió "resucitarla" para la ocasión. Más de una pechera o cuello de los bebedores/as quedó manchado por el defectuoso caudal de salida del vino, provocado por los embozamientos de la pez suelta de su interior. En vista del éxito y que por la tarde en casa, con calma, no parecía tener arreglo la cosa la he jubilado, pasando a mejor vida. Una lástima, pues era una especie de Rolls-Royce de las botas, una 3 ZETAS de Pamplona, comprada incluso en la calle Estafeta en la tienda de la marca. He prometido al grupo que será sustituida a la mayor brevedad posible, pues el chorillo de vino en el gaznate (con bota) para acompañar un almuerzo campestre está considerado una de las mayores aportaciones españolas a la cultura alimenticia mundial.
Como siempre termino con el enlace del reportaje fotográfico completo:

3 comentarios:

PEPE MARÍN dijo...

Cuando el relevo generacional esté dispuesto, habrá que hacerle un reportaje fotográfico. Y por supuesto probarla.

Un saludo.

PEPE MARÍN

MARÍA JOSÉ TORREGROSA dijo...

Hola Luis!
Muy bonita excursión, y como es habitual, bien narrada.
Asi que cuando vengas por Cantabria, no olvides poner en tu mochila la nueva bota....

Un abrazo.

Maria José

Luis López Punto Com dijo...

Ya veo, Pepe / Mª José que el asunto bota ha despertado vuestras apetencias vinícolas. No olvidaros que, en plan doméstico, tenéis el humilde y poco glamuroso porrón que también hace su buena función. Oxigena con carácter previo e inmediato a la degustación el vino, sin tanto alarde pijo de los decantadores tan en moda últimamente.