IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

18 julio 2009

HOSPITAL LA FE DE VALENCIA

No me gusta personalizar en exceso este blog, pero hay ocasiones que no puedo o debo evitar, especialmente cuando supone un reconocimiento a la labor positiva y al apoyo obtenido de tantas personas.
Mi hija y yo entre abril y julio de este año hemos tenido la triste y penosa experiencia de asistir a nuestra madre y esposa, Ana Mª Bajo Menéndez, de un cáncer de mama, en fase terminal, ingresada en el hospital La Fe de Valencia.
Desde 2000 incontables profesionales de los servicios de Radioterapia y Cirugía en el pabellón Central y del Servicio de Oncología y la Unidad de Patología de Mama en el pabellón Maternal, así como últimamente la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del hospital Clínico, han bregado con su contumaz y asesino cáncer, siempre para bien de la afectada, con la máxima competencia y dedicación. Para todos ellos nuestro agradecimiento y reconocimiento.
Mención aparte merece, por su profesionalidad y entrega, el personal que presta servicio en la 10ª planta del pabellón Maternal del hospital La Fe.
Han sido muchas horas, en estos últimos meses, beneficiándose la enferma y nosotros mismos, de su buen hacer, de su mucho oficio, de su trato entrañable, de su vocación de servicio.
Nos gustaría poder citarlos a todos por sus nombres pero la lista sería muy larga y no queremos correr el riesgo de olvidarnos de alguien.
Personal de limpieza, auxiliares de enfermería, alumnos en prácticas de la Escuela de Enfermería, enfermeras y médicos, a todos/as: ¡Gracias, lo hacéis muy bien!
No puedo terminar sin decir que estamos hablando de sanidad pública. Esa sanidad pública tan poco cuidada por tantos gobiernos, entre ellos a mi juicio el valenciano actual, y denostada por tantos papanatas, encima sin recursos, que comulgan con las ideas privatizadoras y neo liberales tan en boga últimamente.
Aprovechamos también mi hija y yo para agradecer el apoyo y cariño recibido, aparte de la familia y amistades más directas, de tantos compañeros, colegas, etc., de nuestros respectivos entornos laborales. Otra vez gracias.

1 comentario:

María dijo...

Siento mucho el fallecimiento de tu esposa, y te acompaño en el sentimiento, este terrible mal acaba con muchas mujeres por eso es importante la detención precoz.