IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

24 enero 2016

ALPES 2015: Montblanc, volando por las nieves perpetuas













El macizo del Montblanc, Monte Bianco en italiano, cierra por el noroeste el Valle de Aosta, en Italia, haciendo frontera con Francia.
En el lado italiano la última localidad es Courmayeur y en el lado francés Chamonix. Ambas localidades están unidas, por carretera, mediante el túnel del Montblanc, inaugurado en 1965, con una longitud de 11.6 km.
Existe una manera mucho más interesante de desplazarse de una localidad a la otra que atravesar dicho túnel. Consiste en utilizar la red de teleféricos que enlazan los dos puntos, por encima del macizo montañoso, ofreciendo un espectáculo panorámico impresionante, tanto en vistas como en el alarde de ingeniería que supone.
Nosotros, partiendo de Courmayeur, hicimos la mitad del recorrido, llegando a lo más alto, empleando toda la mañana. Pero si se le dedica todo el día permite darse un buen paseo por Chamonix sin dejar de ver bien las montañas y las estaciones intermedias de cambio de teleférico.
Saliendo de Courmayeur a 1300 de altitud:
  • mediante un teleférico circular, muy acristalado, que va girando mientras sube, se llega a Pavillon du Mont Frety a 2173 metros y
  • siguiendo con el mismo tipo de cabinas se accede a Punta Helbronner a 3466 metros de altura, ya de pleno en la zona de nieves perpetuas. Aparte de diversos espacios de exposición no hay que dejar de subir a la magnífica terraza superior. Redonda, con unas vistas del valle y las montañas espectaculares.
  • pero lo mejor está por llegar. El teleférico que accede a Aiguille du Midi, en lo más alto del recorrido, llegando, en la terraza superior, a 3842 metros. Se trata de un conjunto de 3 pequeñas cabinas, cada una para 4 personas tan acristaladas que te da la sensación de que vas volando por encima de los nevados valles y escarpados picos del recorrido. De vez en cuando se detiene y te quedas colgando, en el silencio, para disfrutar más de las vistas. La sensación es grandiosa, como de sentirte volando en el cielo.
  • desde allí mediante un teleférico más convencional y a través de la estación intermedia de Plan de L´Aiguille, a 2137 metros se realiza un intenso descenso a Chamonix, a 1037 metos.
Las instalaciones de Aiguille du Midi con los accesos a la montaña, exclusivos para montañeros, sus terrazas a diferentes niveles y sus servicios de restauración exigen de una visita con calma, respirando la límpida y gélida atmósfera mientras se contemplan unas vistas de montañas únicas.
Absolutamente necesario es ir bien abrigado y con calzado adecuado, pues se pisa nieve y hielo sin necesidad de salir a la montaña y en las terrazas superiores, incluso con un sol radiante, el viento es helador y la temperatura por debajo de 0º C.
El enlace para acceder al resto del reportaje fotográfico.

No hay comentarios: