IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

31 agosto 2015

RECONQUISTA CASTELLANA Y RECONQUISTA CATALANO-ARAGONESA


Soy un simple aficionado a la historia y ya a priori indico que me gustaría que algún entendido me explicara las leyendas del mapa sobre la Reconquista que, el otro día, tuve ocasión de ver y fotografiar en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.
Se trata del mapa de la imagen, colocado en una zona de paso pero, casi en el suelo, resultando incómoda su observación. Lamento que la fotografía no tenga más calidad.
¿Qué me llamó la atención?
Pues que siendo una pieza expuesta en un museo nacional (castellano/español, desde la órbita de un nacionalista catalán) tenga una leyenda tan satisfactoria para ellos y poco exacta a mi modo de ver
Representa la península ibérica con los avances de la Reconquista (a mi me lo enseñaron así; si algún musulmán se siente ofendido, mis disculpas) en los siglos XIII y XIV.
Por el lado izquierdo se ve el Reino de Portugal y, más o menos, por la zona del Algarve, un territorio representado como "expansión portuguesa". Nada que objetar.
En el centro de ve el territorio de la Corona de Castilla y, en su zona sur, un territorio representado como "expansión castellana". Tampoco objeto nada.
Ahora viene mi reparo.
Por el este de la península se ve a la Corona de Aragón y, más al sur, un territorio denominado "expansión catalano-aragonesa".
¿Expansión catalano-aragonesa? Digo yo (si no estoy en lo cierto ruego que alguien me lo explique) que si la Corona de Castilla tuvo una expansión castellana, la Corona de Aragón tuvo que tener una expansión aragonesa, máxime cuando de ella se crearon dos reinos (Valencia y Mallorca) y los condados catalanes siguieron siendo eso, unos condados, en los que sus gentes, los catalanes, participaron en la "expansión" (lo pongo más claro, reconquista, desde la órbita cristiana) subordinados a los reyes aragoneses.
No tengo información de quién hizo el mapa. A lo mejor era catalán, no se. 
Lo bien cierto es que, a mi modesto juicio, es una clara concesión al ego de los catalanes, no sé hasta que punto necesaria, pues en cuestión de egos van bastante sobrados con respecto al resto de los españolitos normales, los que no nos sentimos superiores, ni siquiera diferentes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como valenciano me duele la vista al contemplar semejante despropósito.
No debemos consentir que cambien la historia a su antojo.
Efectivamente, la reconquista se hizo en Reino de Valencia por parte de aragoneses y unos pocos residentes del Condado de Barcelona y cuando entraron los cristianos, en el Reino de Valencia ya se hablaba Valenciano, por lo que no heredamos la lengua de nadie.

Anónimo dijo...

Dejando a parte el ego personal de determinados catalanes, tengo que decir que esta entrada del blog me ha sorprendido. Y me ha sorprendido bastante más de lo que lo ha hecho el mapa en cuestión y su leyenda.

Como el mapa es lo primero que ve el lector, he intentado tras una rápida primera vista, analizarlo un poco más a fondo. Y nada. Seguía sin sorprenderme. He decidido salir de dudas y leer el texto que viene a continuación y entonces me he sorprendido al saber dónde estaba el quid de la cuestión. ¿Por qué no había caído en lo que reza en la leyenda a pesar de haberla visto? La primera idea que me ha venido a la cabeza es que las clases de Historia que recibimos los de mi generación, no fueron tantas como las que se impartieron en la época de la posguerra, en la que tan importantes eran, sobre todo la clases de Historia de España.Sin embargo, rebuscando en mi memoria de la época de estudiante, me he dado cuenta de que tuve la oportunidad, en las clases de Valenciano, de complementar las clases de Historia en cuanto al Reino de Valencia se refiere. En esas clases me explicaron sobre la existencia de las Jarchas moriscas y de la Biblia Parva atribuida a Sant Pere Pasqual , redactadas en “llengua romanç valencià”, y sobre la controversia de si ésta última fue redactada en época anterior a la Reconquista (dada la polémica sobre su autoría). También se nos habló de la traducción dels Furs pocos años después de la entrada del Rey Jaume I en Valencia, redactados inicialmente en latín a la “llengua romanç valencià”para que el pueblo valenciano los pudiera entender y cumplir , pero también leímos “Nosaltres, els valencians” de Joan Fuster y estudiamos también que se puede descubrir la procedencia de quienes repoblaron zonas reconquistadas a partir de la antroponimia, pongo por ejemplo los siguientes apellidos: Cervera, Balaguer, Ivorra, Verdú (en Alcoi), Camarasa, Pons (derivado de Ponts), Alberola (en Cocentaina), Torregrosa (en Alicante), Ivars (en Benissa), Segarra … todo lo cual me lleva a pensar que recibí menos clases de Historia, pero en conjunto recibí un enfoque de la Historia menos sesgado y tendencioso. A Valencia llegaron tanto gentes procedentes del Reino de Aragón como gentes procedentes de los Condados (así me lo explicaron a mí, por eso no me llamó la atención lo de la “expansión catalano aragonesa”).

Igualmente, haciendo memoria recordé que el rey Jaume I fue rey de Aragón, pero también fue Conde de Barcelona, al igual que lo fueron su padre y su abuelo, con lo que, entiendo, que arrastraba con sus títulos la diferenciación que se otorgaba a los Condados respecto del Reino de Aragón.

Es posible, que sorprenderse o no de la leyenda, dependa del contexto histórico en el que se interpreta (interpretarlo en el contexto de hoy en día es bastante arriesgado), o como todo, de los ojos con los que se mira…