IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

01 marzo 2014

RUTA SEDA 2013. Kirguistán: Un rodeo entre China y Tayikistán.







Al parecer la política de fronteras terrestres de China es bastante peculiar. Existe frontera común con Tayikistán a través del Kulma Pass. Pues bien, los chinos este verano pasado decidieron que los extranjeros no podían salir por él pero si entrar.
Solución: Entrar a Tayikistán a través de Kirguistán utilizando en la frontera chino-kirguisa el Irkeshtam Pass y en la frontera kirguisa-tayika el Kyzyl-Art Pass.
Aquellas fronteras nada que ver con las nuestras. Con los aduaneros chinos, kirguises y tayicos (más bien militares) bromas las justas. Menos mal que los países están en buenas relaciones, pues van armados hasta los dientes y te repasan de arriba a abajo. Facilidades, ninguna. Para los cambios de vehículos entre países a caminar por tierra de nadie con la bolsa a cuestas. 
Evidentemente no hay fotos de los puestos fronterizos pero si de las impresionantes montañas que atravesamos por los pasos citados, todos ellos de más de 4300 metros de altitud.
Después de dedicar prácticamente todo el día al trayecto desde Kasghar a la frontera kirguisa llegamos, avanzada la tarde, a Sary Tash, a 3200 metros de altura donde, aparte de un frio que pelaba, disfrutamos de una curiosa cena en una yurta y, antes, un paseo  por la población, contemplado, hacia el sur, las impresionantes montañas de la cordillera del Pamir, con diversos "sietemiles" a la vista.
A partir de esta noche hasta el fin del viaje en Dushanbé dejamos las convencionales habitaciones con baño de los hoteles chinos para dormir en casas particulares, distribuidos en pequeños grupos por las estancias de la casa, bien arrebujados en los coloridos futones típicos de la zona. No se duerme nada mal. Resulta, al menos para mí, más incómoda la costumbre de comer sentados a lo indio en manteles sobre mesas bajas o directamente en el suelo.
Enlace al reportaje fotográfico.

2 comentarios:

PEPE MARIN dijo...

Enhorabuena Luis. Como siempre una crónica impecable, ilustrada con tu estupendas fotos..

Tú sí que sabes!!

Luis López Punto Com dijo...

Muchas gracias, Pepe!
La verdad es que el día de Kirguistán fue uno de los más curiosos e interesantes del viaje.