IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

27 febrero 2014

SIMAT DE LA VALLDIGNA: De Pla de Corrals a la Bastida. De premio una calçotada.




En esta ocasión, este sábado luminoso de febrero, no se puede decir que cosa tenía más fundamento: Si la ruta obligatoria, como buen grupo senderista que somos, o el premio que nos habíamos marcado, una calçotada.
Al final resultó que las dos experiencias resultaron sublimes, gracias a los bonitos parajes de Simat de la Valldigna y el buen oficio de los "calçoteros".
La ruta nos la organizaron los del Grup Muntanya Valldigna, de unos 16 km, deambulando entre el Pla de Corrals, por Les Foietes, hasta el refugio-albergue de La Bastida.
La ruta fue espectacular por la belleza de aquellos montes, que compensaba sobradamente el terreno áspero y pedregoso en muchos tramos, incluso con el suplemento de ruta que se metió la mitad del grupo, en esta ocasión por no perderse y seguir, como mandan los cánones, al guía. 
La otra mitad del grupo, al perder el contacto, se ahorró un par de buenas subidas, la bajada por un barranco bastante canalla y una hora y cuarto pisando hormigas a cambio de degustar fresca y sabrosa cerveza, previa a la comida. Cosas que pasan. Ninguno nos enfadamos.
Restablecida en La Bastida la unidad del grupo, nos esperaba la mesa puesta en el albergue-refugio con la calçotada, organizada por el grupo citado anteriormente.
Placer de dioses. Diez calçots por cabeza con su salsa romesco, abundantes ensaladas y plato con dos chuletas de cordero, longaniza, chorizo y butifarra, acompañado de all i oli. Por supuesto, más cerveza y vino. De postre unas buenísimas naranjas de huerto-huerto. Para terminar café y/o infusión de tomillo con el licor típico, herbero.
Termino ya. El año que viene repetimos.
Aquí, el enlace al reportaje fotográfico.

No hay comentarios: