IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

21 enero 2014

RUTA SEDA 2013. Kasghar. CRISOL DE ETNIAS Y CULTURAS








Kasghar es una de las ciudades más emblemáticas de la Ruta de la Seda. Se encuentra en el extremo más occidental de China, cerca ya de las fronteras con Kirguistán, Tayikistán y Pakistán.
Por su posición es encrucijada en la ruta, al salir de ella dos ramales que superan hacia oriente el temible desierto de Talamaklán.
Marco Polo pasó por ella en 1274, cuando ya era un importante enclave pleno de historia, pues sus orígenes se elevan al 74 a.C.
Desde entonces hasta ahora ha sido afectada por numerosas invasiones de los pueblos hegemónicos limítrofes, confiriéndole sus características de crisol de etnias, culturas y religiones.
En la actualidad la etnia mayoritaria es la uigur, de credo musulmán, encontrándose cada día más mediatizada por la etnia han, dominante en el resto de China.
Arquitectónicamete destaca por la mezquita de Id Kah, del siglo XV, la más grande de toda China y el mausoleo de Abakh Hoja, del siglo XVII, que alberga la tumba de Xiangfei, concubina de un emperador de la dinastía Qing, obligada a suicidarse por la celosa emperatriz, a la muerte de su marido. Una terrible historia de amor, siendo considerada la protagonista una heroína por los uigures. Otra versión dice que no se consiguió acostumbrar al clima de Pekín y murió poco tiempo después de empezar a ejercer sus funciones. De su cuerpo (supongo que en vida) emanaba un perfume muy peculiar y el emperador ordenó llevarla a enterrar a su ciudad natal.
Deambular por sus calles y bazares sin rumbo fijo es una auténtica delicia, pues te vas encontrando, a cada momento, con una gran variedad de personas, vestimentas, colores, olores, comercios arcaicos, oficios del pasado, motocarros-taxi en plan colectivo, alimentos exóticos, etc.
En nuestro viaje supuso la última ciudad China, después de tres semanas, pasando a afrontar la última semana por Kirguistán y Tayikistán. Se puede decir que sirve muy bien de prólogo a esos países del Asia Central pues se asemeja más a ellos que a la propia China, que domina la zona con mano férrea desde finales del XIX, como ya hizo en ocasiones anteriores.
En esta ocasión incluyo con la crónica dos reportajes fotográficos: uno más arquitectónico con la mezquita y mausoleo, así como otro más costumbrista con escenas urbanas.



No hay comentarios: