14 enero 2021

ARMENIA, SUS MONASTERIOS Y EL ARTE DE ESCULPIR LA PIEDRA

 

Monasterio de Geghard, Patrimonio de la Humanidad, UNESCO. Fundado en el s.IV,la iglesia actual es de principios del s.XIII.

Monasterio de Geghard. Cruzpiedras incrustadas en las rocas.

Armenia es un pequeño país (su superficie es equivalente a la de Galicia) situado en el Cáucaso, fronterizo a Georgia, Azerbaiyán, Irán y Turquía. Es lo que quedó, como república socialista soviética, tras las anexiones territoriales efectuadas por los turcos, con el genocidio armenio incluido, en las primeras décadas del s.XX.


Monasterio de Geghard. Nicho con motivo religioso.


Cementerio Noratus. Cementerio medieval con la mayor concentración de cruzpiedras de toda Armenia, unas 728.

Armenia tiene la peculiaridad de ser un estado cristiano en una zona de predominio religioso musulmán. Además fue la primera nación que adoptó el cristianismo como religión oficial en 301, constituyendo la Iglesia Apostólica Armenia.

Cementerio Noratus. Cruzpiedra con escena familiar


Cementerio Noratus. Cruzpiedras en distinto estado de conservación.


Monasterio de Sevan. Siglo IX. Situado en una península del lago Sevan, considerado "la perla azul de Armenia".


Monasterio de Sevan. Detalle del altar principal


Monasterio de Sevan. Vista parcial del lago homónimo.


Monasterio Goshavank. Siglos XII-XIII. Importante centro educativo durante la Edad Media.


Monasterio de Goshavank. Atrio delantero.


Monasterio de Goshavank. Pareja de cruzpiedras apoyadas directamente en el muro.

Si algo destaca en Armenia, producto de su religión, es el depurado arte de labrar la piedra con el motivo central, casi exclusivo, de la cruz cristiana.
Aparentemente repetidos, pues no es fácil encontrar dos diseños iguales, las cruzpiedras (jachkar en inglés) se encuentran por todo el país, especialmente en los entornos religiosos. Tanto a modo de monolitos o lápidas, así como directamente esculpidas en los paramentos de las iglesias, las filigranas, como encajes, que realizan los artesanos que los construyen constituyen un arte propio de la zona. Está considerado dentro del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Monasterio de Goshavank. Puerta con dintel esculpido.


Monasterio de Sanahin. Siglo X. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Monasterio de Sanahin. Detalle de cúpula con lámpara

Monasterio de Sanahin. Galería con bóveda de cañón.

Monasterio de Sanahin. Nichos en arco, con objetos cerámicos.

Monasterio de Haghpat. Siglo X. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Junto con el cercano de Sanahin constituyen el más alto ejemplo de la arquitectura religiosa armenia, mezcla de la religiosa bizantina y la tradicional del Cáucaso.

Monasterio de Haghpat. Detalle de crucero y lápidas funerarias.

Monasterio de Haghpat. Cruzpiedra espectacular en el exterior.


Monasterio de Haghpat. Galería cubierta con cruzpiedras y lápidas.

Monasterio de Khor Virap, Orígenes del s.VII. Cerca de la frontera turca y dominado, desde las alturas, por el monte Ararat, el del Arca de Noé, con sus 5137 metros de altitud. La frontera turca con Armenia está cerrada, sin ningún tipo de intercambio por la negativa de las autoridades turcas a reconocer el genocidio armenio de las primeras décadas del siglo XX. El monte Ararat era armenio antes de que lo arrebataran los turcos.

Monasterio de Khor Virap. Detalle en una de sus fachadas.

Monasterio de Khor Virap. Curioso soportal, a modo de atrio, en la iglesia.

Monasterio de Khor Virap. Detalle de altar.

Monasterio de Noravank. s.XII. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Monasterio de Noravank. Otra iglesia del complejo.

Monasterio de Noravank. Los escalones de aceso a la planta superior no alcanzan los 30 cm y sin barandilla alguna. Da bastante impresión subir y aún más bajar. Hay una leyenda en relación a la falta de barandilla. El maestro de obras fue tirado desde arriba porque aspiraba a casarse con la hija del príncipe promotor y éste no estaba por la labor.

Monasterio de Noravank. Detalle de altar. Como en todas las iglesias armenias dispone de una cortina que divide al altar y al sacerdote del resto de la gente durante partes de la liturgia.

Monasterio de Noravank. Detalle de mesa para velas de ofrenda y muro con cruces grabadas.



No hay comentarios: