IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

17 junio 2011

CARTA A LOLI

Ayer tuve la triste experiencia de asistir a tu funeral, Loli, buena amiga, antigua compañera, excelente mujer, mejor todavía madre y abuela. 
Un cáncer cabrón, de esos que nos dicen que cada día se vencen más, se te ha llevado bastante rápidamente, sin que pudieses disfrutar, un verano más, de tu casa, en la playa de Canet d´En Berenguer.
En los avatares de tu vida no voy a entrar. Habría que mentar a cierto impresentable que no merece gastar con él palabras aquí, así como que el desempeño laboral en la Administración Pública, los dos sabemos que puede tener importancia, si la tiene, mientras se tiene.
Prefiero quedarme con el recuerdo, al final de este invierno, de cómo atizabas un leño ardiendo en tu chimenea de Canet mientras, tomando unos refrescos, hablabas y hablabas de tus nietos.
Tampoco olvidaré la imagen de ayer, de tus tres hijos con sus parejas, como una piña contigo, acompañados de infinidad de familiares, amigos y compañeros, que te dábamos el último adiós.
Descansa en paz, Loli, en tu pueblo, en Férez, donde naciste y vuelves ahora, después de una vida fuera de  allí, sin haber perdido ese deje medio murcianico, que caracterizaba tu habla.

1 comentario:

Mercedes Ridocci dijo...

¡Que gran amor desprenden estas letras!. Aunque no soy creyente, siempre quiero pensar de alguna manera Loli escuchará estas palabras.

Te acompaño en este sentimiento.

Un abrazo