IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

06 julio 2010

MADRID 2010. Orgullo gay

Un agradable fin de semana en Madrid. Ha coincidido con la manifestación del Orgullo Gay de este año.
Un interesante evento que no había que perderse. Poco voy a decir que no esté reflejado en las imágenes que acompañan a esta crónica, pero como uno de mis jefes me dijo en una ocasión que a mí "me pierden los adjetivos" que sean también, con estos comentarios, por las frases:
  • La acepción orgullo gay es una mala traducción de su concepto en inglés y mejor sería decir dignidad gay, como algo intrínseco a cualquier ser humano, que no debe avergonzarse ni ser perseguido por su conducta y/u orientación sexual. Además, la palabra gay en inglés también implica, en sus acepciones, alegría, ganas de vivir, etc. Completamente de acuerdo, aunque algunos de este colectivo, por eso de la palabra castellana (orgullo), lo lleven a alardes estéticos algo más que discutibles.
  • En ningún momento, a lo largo de la tarde, desde lo alto de La Cuesta Moyano, donde estaban las carrozas, hasta bien entrada la Gran Vía, por Callao, vi más que buen rollo, alegría, camaradería, tolerancia, humor, etc. He de destacar los espectaculares atuendos o caracterizaciones de la cohorte de ángeles o de "avatares" que se pueden ver en las fotos. Dada mi afición por la Roma clásica también digo que iban otros en plan Petronio, "árbitro de la elegancia", de lo más aparentes.
  • Cómo ha cambiado, bajo mi modesta opinión, para bien, este país en los últimos 30 años. Hemos pasado de aquella España casposa, impregnada de incienso eclesiástico, paleta, etnocéntrica e intolerante con cualquier conducta no bendecida oficialmente a una España abierta, moderna, tolerante, europea, cuasi-laica (todo se andará) que respeta la dignidad de las personas, independientemente de sus preferencias políticas, sexuales, religiosas, culturales, etc.

Termino diciendo que como me eduqué en los 50-60 puedo opinar que respeto profundamente a las personas de buen pensar que les pueden causar conflicto moral algunas de las conductas/opiniones de las que trata este artículo. Como soy producto, para lo bueno y para lo malo, de aquella educación, también he tenido mis conflictos pero he procurado siempre racionalizar los hechos y no perder el tren de la evolución humana. Con los que nunca estaré de acuerdo son con los "roucovaleras" que tanto abundan, lamentablemente, que sus únicos valores son el inmovilismo, la intolerancia y el pretender que los demás asumamos (porque ellos dicen que son los únicos verdaderos) sus códigos de conducta.

2 comentarios:

PEPE MARIN dijo...

Estupendo reportaje amigo Luis. Has sabido transmitir, tanto con tus imágenes como con tus palabras, la esencia del acto. Pareces "Tribulete", el intrépido reportero que tanto marcó algunas vidas.

Y por cierto... magnífico color el de tu polo.. No podía ser más apropiado para el evento.

Seguiremos pendientes de tus andanzas

Luis López Punto Com dijo...

Gracias Pepe por tus palabras. Lo del color del polo, doblemente gracias, pues tú de colores entiendes un rato.